El pasado lunes, al medio día, un joven de 16 años fue asesinado brutalmente, en un centro comercial en Oceanside, Nueva York.

Agentes de policía del condado de Nassau acudieron al lugar. Encontraron el cuerpo de Khaseen Morris, de 16 años, quien fue golpeado y apuñalado hasta la muerte.

Lo trágico es que más de 50 testigos prefirieron grabar el asesinato en sus celulares y nadie hizo nada por ayudar a Morris. Ninguno intentó detener la pelea.

Las autoridades reportaron que el cuerpo de Morris presentaba varias puñaladas, una de ellas letal en el pecho; además, tenía un brazo roto, por las patadas que recibió.

El estudiante del centro de secundaria Oceanside High School, ya había recibido amenazas telefónicas, según confirmaron las autoridades.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.