La firma francesa de logró establecer un nuevo récord de velocidad para un auto de producción durante este fin de semana en Alemania.

Se trata del un prototipo del Bugatti Chiron. Logró superar los 490 km/h sin problemas.

El prototipo es un nuevo concepto que utiliza su plataforma, por lo que es muy parecido al modelo actual.

Para lograr que fuera el auto más rápido del mundo tuvieron que realizar algunas modificaciones específicas.

A la carrocería del Bugatti Chiron la extendieron 25 centímetro, añadieron algunos detalles similares a los que presentó el Bugatti Centodieci.

Es el resultado de un trabajo en conjunto con el fabricante de neumáticos Michelin, así como con el productor de chasis para la firma, Dallara.

Sin embargo, este modelo no es un modelo que actualmente pueda adquirirse con el fabricante francés, por lo que su récord de velocidad no es oficial para un auto de producción.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.