Celebran caída del régimen de Gadafi en Libia

Decenas de miles de habitantes de Benghazi invadieron anoche las calles de la capital de los rebeldes en el este de Libia para celebrar el virtual fin del régimen de Muamar Gadafi.

Un concierto de bocinazos, disparos de armas automáticas y gritos de victoria estalló en toda la ciudad cuando los canales de televisión anunciaron la llegada de los rebeldes al corazón de la capital del país.

“Alá es grande”, gritaba la multitud en júbilo, que a medida que avanzaba la noche se reunía en la costanera, epicentro de la revuelta contra el régimen de Gadafi.

Miles de vehículos, que crearon un embotellamiento gigantesco en esta ciudad, convergían hacia el centro y celebraban con rezos la victoria.

Proyectadas en el muro blanco de un tribunal vecino, las imágenes de los combatientes rebeldes en la capital liberada suscitaban la aclamación entusiasta de los espectadores. En cada rincón, balcón, ventana, fachada de edificio o en los vehículos se podía ver la bandera con los colores del país de antes del golpe de Estado de 1969: rojo, verde y negro.

La víspera, el presidente estadunidense Barack Obama sostuvo que el régimen de Muamar Gadafi mostraba “signos de un colapso”, y exhortó al líder libio a dejar el poder y reconocer que no controla el país, así como que su gobierno está terminado.

“El impulso contra Gadafi llegó a un punto de inflexión. Trípoli (la capital libia) está desprendiéndose del control del tirano. El régimen de Gadafi muestra signos de colapso. Gadafi debe admitir que ya no controla Libia. Debe dejar el poder de una vez por todas” – Barack Obama.

Obama se refirió al tema luego de conocerse que los rebeldes libios controlan Trípoli,  la capital libia, incluida la emblemática Plaza Verde, y de que detuvieron a dos hijos del líder libio, así como a su primera esposa.

Por su parte, el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Ramsussen,  aseguró que el régimen libio está “claramente desmoronándose“, y sostuvo que Gadafi “no puede ganar la batalla” contra sus propios ciudadanos.

“El régimen de Gaddafi está claramente desmoronándose.  Ha llegado el momento de poner fin a sus carreras con la violencia. El mundo les está mirando. Esta es su oportunidad de ponerse del lado de los libios y de optar por (posicionarse en) el lado correcto de la historia” – OTAN.

En este sentido, aseguró que la OTAN seguirá vigilando los movimientos de las unidades militares y las instalaciones claves, tal y como ha hecho desde marzo pasado, y si ve una amenaza contra los libios, reaccionará acorde al mandato que le dio el Consejo de Seguridad de la ONU para proteger a los civiles.

Fuente: Agencias