Crean antibiótico que no genera resistencia

Un método poco común para producir antibióticos podría ayudar a resolver un problema urgente a nivel mundial: el mayor número de infecciones resistentes a tratamiento con los medicamentos más comunes, y la falta de nuevos antibióticos para reemplazar a los que ya no funcionan.

El método, que extrae fármacos de bacterias que viven en la tierra, ha producido un nuevo y poderoso antibiótico, según reportaron investigadores en la revista Nature el día de ayer. El nuevo fármaco, llamado teixobactina, fue puesto a prueba en ratones que se curaron de infecciones severas sin efectos secundarios.

Mejor aún, de acuerdo con los investigadores, el medicamento funciona de tal manera que la posibilidad de que las bacterias se vuelvan resistentes a él es muy baja. Y el método desarrollado para producir el fármaco tiene el potencial de abrir paso a un gran número de compuestos naturales para combatir infecciones y el cáncer –moléculas que anteriormente estaban más allá del alcance de los científicos puesto que los microbios que las producen no podían cultivarse en el laboratorio.

La teixobactina aún no es puesta a prueba en humanos, por lo que se desconocen su seguridad y eficacia. Los estudios en personas empezarán a llevarse a cabo en alrededor de dos años, de acuerdo con Kim Lewis, autor principal del artículo y director del Centro de Descubrimiento Antimicrobiano en la Universidad Northeastern en Boston. Tales estudios tomarán varios años, así que incluso si el fármaco pasa todas las pruebas necesarias, no estará disponible al público en menos de cinco o seis años, según indicó durante una conferencia telefónica el martes. De aprobarse, agregó, probablemente deberá ser inyectado.

Expertos que no participaron en la investigación indicaron que la técnica para aislar el fármaco tiene un gran potencial. También señalaron que la teixobactina parece ser prometedora pero indicaron que es muy importante realizar primero las pruebas en humanos.