Decisión salomónica en la selección: Ochoa y Corona, separados

La rivalidad deportiva que tienen desde hace poco menos de 10 años, hace que Guillermo Ochoa y José de Jesús Corona tengan que estar seprados para los torneos que la selección mexicana enfrentará este verano.

El portero del Málaga y titular en el mundial de Brasil 2014, encabezará la lista de jugadores para la Copa Oro de la Concacaf, por su parte, el arquero del Cruz Azul es el elegido para defender el marco mexicano en la Copa América a la que México acude como invitado.

Parece que el cuerpo técnico de la selección mexicana, encabezado por Miguel “Piojo” Herrera ha decidido no dar pie a la polémica que ha acompañado a estos dos porteros desde que eran jóvenes.

Corona inició su carrera con el Atlas de Guadalajara en el que debutó a los 22 años de edad en 2003; Ochoa lo hizo un año después con el América y a la edad de 18 años.

En 2004, tuvieron la primera de sus muchas batallas profesionales, cuando los dos fueron seleccionados para jugar los Juegos Olímpicos de Atenas en los que Corona se quedó con la titularidad de mano de Ricardo LaVolpe quien fue su entrenador en el Atlas y quien siempre manifestó su preferencia hacia Jesús, encima de Ochoa.

En 2005, se toparon en la final del futbol mexicano y Ochoa se llevó esa batalla: el América derrotó a los Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara 7-4 y logró consolidarse como una de las promesas del futbol nacional.

Gracias a la presión de la afición americanista y a sus buenas actuaciones, Ricardo LaVolpe incluyó como tercer portero a Ochoa en su lista para el mundial de Alemania 2006. Corona y Ochoa fueron suplentes del titular indiscutible, Oswaldo Sánchez.

Ochoa y Corona compartieron el arco en las eliminatorias rumbo al mundial de Sudáfrica 2010, aunque finalmente fiue Guillermo Ochoa quien logró llegar al mundial luego de que Corona fuera excluido por problemas de indisciplina; finalmente Ochoa no jugó debido a errores cometidos en los últimos juegos amistosos.

Rumbo al mundial de 2014, Corona se ganó el apoyo de José Manuel de la Torre quien lo prefirió encima de Ochoa, por ello fue convocado y titular en las competencias de los Juegos Panamericanos de Guadalajara y en los Olímpicos de Londres, competencias en las que ganó la medalla de oro.

Ambos fueron convocados por Miguel Herrera para disputar el mundial de Brasil y fue Ochoa quien se llevó la titularidad en el torneo.

Ochoa y Corona representan dos estilos diferentes bajo el arco, el primero, muy bueno abajo de los tres palos pero con complicaciones grandes a la hora de salir a jugar por arriba; el otro, en cambio, juega más adelantado y es un líder de la defensa, grita, ordena, hace jugar a sus compañeros que han dicho se sienten muy seguros al tenerlo atrás de ellos.

Ahora, ambos tendrán la oportunidad de ser titulares al mismo tiempo en dos torneos distintos, una batalla profesional que seguirá, con certeza, hasta Rusia 2018.