Detienen al presunto asesino de la empleada de Liverpool Perisur

Este martes la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) detuvo a Marco Antonio Ochoa Almazán, se presume es el responsable del asesinato de la empleada Angélica Trinidad Romero, quien murió en la tienda Liverpool Perisur a mediados de noviembre.

Ochoa Almazán habría tenido una relación sentimental con Angélica Trinidad, y según testimonios y peritajes ambos habían consumido bebidas alcohólicas previo al asesinato.

“Varios testigos señalan que el probable responsable tenía aliento alcohólico, además que el resultado del dictamen en materia de química reveló que la occisa presentaba alto grado de alcohol en la sangre”, dijo la procuraduría en un comunicado este martes.

Hasta ahora no se ha explicado por qué la tienda contactó a un médico particular, el cual mintió en el certificado de defunción al decir que murió por un infarto, y a un servicio funerario que sacó el cuerpo del negocio. La empresa asegura que las autoridades supieron de inmediato del deceso.

Marco Antonio Ochoa se desempeñaba como auxiliar de mantenimiento en la sucursal y fue visto con Angélica Romero en la tarde del 15 de noviembre, previo al homicidio, dijo la PGJDF.

“De acuerdo con testimonios recabados, fue posible acreditar que aproximadamente a las 22:15 horas, la ahora occisa ingresó al cuarto de limpieza, seguida 10 minutos después por el hoy inculpado. Pasados 40 minutos, se apreció la salida del cuarto de aseo únicamente del probable responsable, quien se alejó del lugar de manera rápida y notoriamente nerviosa, cerrando la puerta tras él”.

El cuerpo fue encontrado en las primeras horas del 16 de noviembre, y fue cuando la gerencia notificó al área jurídica, la cual contactó al médico y la funeraria.

Ya en la funeraria, la familia notó que Angélica Trinidad tenía golpes, por lo que mostraron su inconformidad por cómo se habían manejado los hechos, y generaron una denuncia ante el Ministerio Público a las 20:00 horas locales.