Día de la Candelaria en México y de la Marmota en EU, cada quien sus costumbres

Esta mañana la ciudad de Punxsutawney, en Estados Unidos, amaneció para celebrar el Día de Marmota. El 2 de febrero, la marmota Phil se asoma desde su morada tras despertar de su hibernación; ella pronostica si el invierno se acaba o se mantiene.

Si el cielo está cubierto, Phil se quedará a disfrutar del aire libre y la primavera llegará pronto. Pero si, por el contrario, la marmota se topa con su sombra, lo que ocurrirá en caso de día soleado, se retirará a su madriguera para una nueva siesta y el invierno durará seis semanas más.

Con esta tradición cada año acuden hasta 40 mil personas a Punxsutawney para presenciar la breve actuación de Phil, un animal cuyos cuidadores, los miembros del selecto Círculo Interior del Groundhog Club, se niegan a especificar qué número hace de todos los Phils que han sido, teniendo en cuenta que las marmotas tienen una esperanza de vida de seis años.

El origen de esta fecha parece remontarse al calendario celta y la tradición romana del festival de purificación de la primavera llamado ‘Februa’

Las estadísticas aseguran que la marmota ha sido acertiva en el 70% de los casos. También se ha registrado que Phil (la marmota) es más certero cuando gobiernan los demócratas, con un 82% de aciertos en temperaturas mínimas y un 68% en las máximas, que cuando un presidente republicano ocupa la Casa Blanca, con 63 y 70,4% respectivamente.

Mientras Punxsutawney esperan a que salga Phil la Marmota, los mexicanos en el territorio nacional celebran el Día de la Candelaria, comiendo tamales.

La fiesta de La Candelaria es un rito católico que comienza en la Navidad, con el nacimiento de Jesús. Muchas familias mexicanas colocaron un Nacimiento en su hogar durante las fiestas decembrinas y comieron Rosca el 6 de enero, en un acto simbólico para recordar el día en que Melchor, Gaspar y Baltazar (los Tres Reyes Magos) ofrecieron oro, mirra e incienso al recién nacido niño Jesús.

Aquellos sacaron al “muñequito” se convierten en los “padrinos del Niño” y tienen que ofrendar tamales el 2 de febrero, día en que según la tradición se “levanta” al Niño Dios del pesebre para “vestirlo” y continuar con la ruta católica que pasa por los Carnavales que se festejarán en marzo, la Cuaresma y el Miércoles de Ceniza, hasta terminar con la Semana Santa.

Comer tamales en esta fecha es un capricho gastronómico. Similar a casi todas las fiestas mexicanas, La Candelaria es una mezcla de tradiciones prehispánicas y católicas. Así como se festeja la presentación de Jesús al Templo de Jerusalén, nuestros antepasados conmemoraban el primer día del año azteca en honor a Tláloc, Chalchiuhtlicue y Quetzalcóatl.

Fuente: El País y México Desconocido