‘Dinamita’ Márquez hace propósitos para el 2012

Hay varios anhelos de Juan Manuel Márquez para 2012. El principal, volver a enfrentar por cuarta ocasión al filipino Manny Pacquiao; la opción alterna, es retar a lo mejor que se encuentre en peso superligero; y, sólo si cumple estas metas con éxito, tomar el retiro en plenitud.

Este camino que se ha trazado el Dinamita Márquez es por su sed de volver a enfrentar a Pacman y llevarse a su esquina una victoria que la apreciación dudosa de los jueces le ha negado en 3 ocasiones.

“No quiero pensar que Manny Pacquiao tiene miedo, porque es un gran peleador. Ojalá que, para el bien del boxeo mexicano, el pugilismo filipino y a nivel mundial, se haga ese cuarto combate. Quiero dejar en claro qué es lo que ha pasado en el ring”, detalla el capitalino.

Márquez perdió de manera dudosa el 12 de noviembre en Las Vegas, en una de las decisiones más controversiales en la historia del boxeo. Pese a que aficionados, especialistas y dirigentes lo vieron superior, la decisión se fue para el lado de un filipino que ya había bajado la mirada de resignación al sentirse derrotado por el mexicano.

Pacquiao tiene la última palabra. Será en las primeras semanas de enero que tenga que tomar una postura, pero Márquez tiene confianza que el encarcelamiento del estadounidense Floyd Mayweather Jr. por 90 días le favorece para que el filipino acepte el combate.

Pero en caso de no concretarse el combate, Márquez ya borró el retiro de su mente y cambiaría a la división de los superligeros para buscar al mejor boxeador del momento. Este objetivo lo remite a concretar un enfrentamiento contra el pugilista estadounidense Timothy Bradley, campeón absoluto de dicha división de la Organización Mundial de Boxeo.

“Creo que sí [buscaría la opción de Bradley], vamos a pensarlo bien. Timothy Bradley es uno de los mejores en pesos superligeros. Sino es Pacquiao, lo más probable sería él. El boxeo es una cuestión de estilos, así que pienso que Bradley tiene un estilo más difícil e indescifrable que el de Pacquiao”, reconoce.

De concretar estos objetivos, tomaría el retiro de inmediato. Su deseo es buscar un adiós en plenitud de condiciones.

“Retirarnos bien física y mentalmente es la prioridad, y este 2012 puede darse esta opción”, adelante el monarca.

Fuente: El Universal