El titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Ricardo Sheeld, informó que Por un mal etiquetado dos tiendas de autoservicio, una en Durango y otra en la CDMX, tuvieran que vender pantallas en 3.30 pesos.

En Durango, en una tienda de autoservicio, en lugar de escribir 3 mil 300 la etiqueta decía 3.30 pesos, por lo que la Profeco intervino para que se le vendiera al consumidor una pantalla a ese precio.

Mientra que en la CDMX, Walmart, tuvo que vender siete pantallas en 2 mil 400 pesos en lugar de 24 mil pesos, por un error de etiquetado.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.