El principio de la ética de la política es dedicar el esfuerzo transformador a procurar a quienes menos tienen: EPN

Al encabezar en la Sierra Tarahumara el evento con el que arranca el Mes de la Cruzada Nacional contra el Hambre, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, recordó a los políticos que el principio de la ética de la política es dedicar el esfuerzo transformador a atender y procurar a quienes menos tienen.

“Los políticos deben trabajar por el bienestar de quienes no tienen ni recursos ni capacidades propias para poder superar la adversidad y sobretodo salir del rezago social”.

Subrayó que de los 7 millones de mexicanos en pobreza extrema y carencia alimentaria, se ha logrado revertir esta condición de 3 millones y proyectó una meta de 5.5 millones a finales de 2014.

“Quienes nos dedicamos a la actividad política, quienes hemos decidido dedicar nuestro esfuerzo diario a la política, que es un medio de transformación social, vale la pena hoy rescatar que el principio de la política, la ética de política es precisamente dedicarse en ese empeño transformador a atender y procurar por quienes menos tienen, por quienes más lo necesitan, por quienes requieren y demandan la mano del gobierno y del Estado mexicano para salir adelante”.

Indicó que su gobierno tiene convicción de que es a los sectores menos favorecidos, a los que viven en condición de pobreza extrema y padecen hambre a quienes dedica gran parte y la mayor prioridad.

Hizo notar que en el presupuesto destinado a distintos programas del gobierno federal es superior a los 346 mil millones de pesos que no sólo están en el ámbito de la Sedesol sino en diferentes dependencias.

“Hoy más de 400 mil familias han sido incorporadas al Programa de Oportunidades, el -destacó- no se canceló y se ha incrementado”, dijo.

Agregó que se han entregado 294 mil Tarjetas Sin Hambre con las que sus dueños pueden adquirir 14 productos básicos que aseguran su alimentación, indicó que se han instalado en el país más de 3 mil comedores comunitarios para garantizar alimentos a niños, mujeres embarazadas y adultos mayores.