Embajador mexicano en Chile cambia el auto por una bici

Pese a contar con un Audi A-6 con chofer y placas diplomáticas para sus desplazamientos en la ciudad de Santiago, Mario Leal, embajador de México en Chile, prefirió usa bicicleta para sus traslados.

Una mezcla de pragmatismo, conciencia ecológica y gusto por la vida saludable fue lo que condujo a este diplomático de 59 años de edad a dejar el automóvil como un medio de movilización excepcional y a privilegiar su bicicleta Turbo XCR para llegar a sus compromisos.

Se lo puede ver pedalear todas las mañanas con traje, corbata y su casco y guantes de ciclista, a través del amplio camellón de la Avenida Américo Vespucio, en el sector oriente de esta capital, que lo lleva de su residencia a la Embajada de México.

“A la mayoría de mis compromisos diplomáticos, que son por este rumbo (en las comunas de Las Condes, Vitacura y Providencia) me voy en bicicleta; así visito otras embajadas y las residencias de mis colegas”, afirma el embajador mexicano.

Leal es un ingeniero mecánico del Instituto Politécnico Nacional (IPN), tiene un posgrado en Alemania, fue fundador y director de una empresa metalmecánica en San Luis Potosí y en 1987 ingresó al entonces opositor Partido Acción Nacional (PAN).

A los pocos meses de llegar a Santiago en 2008 lo sorprendió un embotellamiento en el corto trayecto de su residencia a la Embajada a través de la avenida Américo Vespucio, y tardó 45 minutos en llegar a su oficina, cuando el recorrido a pie se puede hacer en unos 15.

“Ahí pensé que era absurdo seguir usando el automóvil y entonces decidí utilizar la bicicleta de uno de mis hijos que se fue a estudiar a Alemania. Ahora es el medio de transporte que más uso”, señala.

Fuente: Milenio