Las autoridades ejidales de la comunidad Zaragoza La Montaña, decidieron que el animal debía ser castigado. No le dan de comer ni agua.

Nadie a reclamado la propiedad del burro. El animal deambulaba por la calle principal y causó destrozos en una parcela.

El castigo para el burro no terminará hasta que aparezca el propietario y se haga responsable de loso destrozos, además de pagar una multa que será en relación a la evaluación de daños provocados.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.