Shirley Meléndez, una joven estudiante de administración originaria de Perú, está siendo víctima de una de las peores negligencias médicas registradas, luego de haber sido internada en el hospital por problemas de cálculos renales y salir del lugar sin manos ni pies.

Aún no hay una explicación clara de por qué le pasó eso, y su caso ha llamado la atención de medios nacionales e internacionales.

El 15 de enero pasado, la joven se internó en una clínica para que le extrajeran unos cálculos renales, por lo que sería sometida a tres cirugías y fue dada de alta normalmente.

Días después, Meléndez tuvo que regresar al nosocomio pues sentía dolor al orinar, y no se imaginaba lo que le esperaba en su vuelta al hospital.

«Decidieron colocarme un catéter hasta el riñón en un ambiente que no se encontraba esterilizado«, declaró.

Shirley hablo en exclusiva para el medio informativo EL DEBER, y declaró que por el mal estado de higiene de la clínica, tuvo fiebre alta y tuvo que ser inducida a un coma para que pudieran controlar su temperatura. Días después y cuando todavía se encontraba en coma, los médicos decidieron amputarle brazos y piernas por un virus que le causo la infección.

«Tres meses después, soy dada de alta, amputada de piernas y manos, aún con el problema de cálculos y durante todo este tiempo vengo exigiendo una explicación real de lo que pasó conmigo«, comentó.

La adolescente peruana hizo una denuncia en contra del personal que la atendió en el hospital Guillermo Almenara de Essalud, del Seguro Social, acusación que llegó al presidente del país, Pedro Pablo Kuczynski, quién le exigió respuestas al personal de la clínica.

El mandatario peruano expresó indignación por este caso y ordenó inmediatamente una investigación a fondo para saber lo que pasó y llegar con los responsables de esta terrible situación.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.