La también activista mexicana publicó su libro Los Demonios del Edén que evidenció una red de pederastas de la que formaron parte empresarios y políticos, entre ellos, Kamel Nacif y Jean Succar Kuri.

La disculpa pública ofrecida a la periodista y activista Lydia Cacho fue por la tortura, discriminación en razón de género y las acciones que le impidieron acceder a la verdad y la justicia en 2005.

Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos humanos, migración y población, dijo que «el Estado falló en proteger los derechos a la libertad de expresión y a la no tortura».

La disculpa forma parte de la reparación integral que determinó el Comité de Derechos Humanos de la ONU en julio pasado.

La tortura

El 16 de diciembre de 2005 en Cancún, Quintana Roo, Lydia Cacho fue detenida por cinco empleados del empresario textilero, Kamel Nacif y cinco agentes de la Policía Judicial.

Fue trasladada al estado de Puebla como represalia ante el contenido de su libro. Tras pagar una fianza de setenta mil pesos fue liberada.

Cacho acusó que durante las 20 horas que duró el de Cancún a Puebla, fue víctima de tortura, tocamientos y amenazas. Por tal motivo el 13 de marzo denunció a Nacif Borge y al gobernador de Puebla, Mario Marín, entre otros funcionarios.

Con información de Notimex.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.