Estrés afecta a 75% de los capitalinos, asegura experto

Padecimientos cardiacos, gastrointestinales y nerviosos son algunas de las afecciones causadas por el estrés citadino, que ataca a cerca de 75% de los habitantes de las grandes ciudades.

Dicho estrés es provocado por factores como la inseguridad cotidiana, la inestabilidad y presión laboral, la recesión económica y los problemas de tránsito.

En esto coincidieron la doctora Cinthia Cruz del Castillo, académica del Departamento de Psicología, y el maestro Julio Yunes Kadán, académico de la Dirección de Educación Continua de la Universidad Iberoamericana (UIA).

En el ambiente laboral, señaló la doctora Cruz, la sobrecarga de trabajo puede impedir que se logren las metas planteadas, lo que a su vez genera insatisfacción y estrés. Y es que el grado de agobio puede relacionarse también con el número de tareas laborales poco evaluables que consumen mucho tiempo y trabajo, pero que no son visibles fácilmente, por lo que no generan retribución alguna de los superiores.

El desgaste total

Según el experto Yunes, en la actualidad las personas tienen más dificultades para hacerse de los recursos necesarios para subsistir, lo cual las obliga a esforzarse más para tener un mejor desempeño, así como a obtener las habilidades y conocimientos que les permitan mantenerse en un mundo caracterizado por una competencia feroz.

Pero estas exigencias de la vida moderna, apunta el maestro Yunes, rebasan en muchas ocasiones los límites de las personas, quienes se mantienen en constante y dañina tensión emocional, que además de provocar enfermedades, es capaz de agotar emocionalmente a los individuos y padecer el Síndrome de Burnout, caracterizado por fatiga crónica, trastornos del sueño, desórdenes gástricos, tensión muscular, irritabilidad, incapacidad de concentración y otras afecciones.

La realización de actividades físicas es una excelente solución para quemar la adrenalina liberada debido a los conflictos que suceden a lo largo del día. De esta forma, la práctica de actividades basadas en movimientos rápidos y violentos como el box, el tenis y las disciplinas como el tai chi o el yoga, con movimientos muy lentos y precisos, son ideales para combatir el estrés, junto con actividades como la natación, la caminata, los masajes y los ejercicios respiratorios.

Fuente: UIA