Subió al techo del edificio B, quería arrojarse de una altura aproximada de 15 metros.

La alumna no aprobó el examen de cirugía, entró en pánico y subió para sentarse en una de las columnas, desde donde amenazó con lanzarse para acabar con su vida.

Al lugar llegaron los bomberos UNAM y de la CDMX, un médico y autoridades de la universidad, quienes en todo momento cuidaron la integridad de la chica.

Después de tres horas de labores fue asegurada. El médico y un psicólogo de la institución ayudaron conversando con ella.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.