Explora zonas erógenas diferentes

1. Cuero cabelludo

Estimular el cuero cabelludo puede resultar sumamente excitante para ambos sexos. Experimenta con jalones suaves y masajes, puedes utilizar un peine o las yemas de tus dedos. La parte más sensible es la que está en la nuca y cerca de las orejas.

2. Palmas y plantas

Puedes usar la lengua, los dedos, o elegir un juguete como plumas, texturas. La única precaución es no causar cosquillas.

3. Muslos

Una de las áreas más sensibles del cuerpo es la parte interna de los muslos. Además causan una expectativa muy placentera cuando te vas subiendo lentamente.

4. El abdomen

Recorre lentamente su abdomen desde el pecho hasta el vientre generando la misma expectativa que generaste con los muslos. Esta parte también tiene nervios muy sensibles esperando a ser acariciados.

5. Glúteos

Esa zona es atractiva para ambos sexos, pero muy pocos la usan para algo más que un buen apretón o una nalgadita ocasional. La piel de nuestro trasero es bastante sensible y tiene muchas terminaciones nerviosas que pueden ser explotadas.

Recórrelas desde el nacimiento en la espalda hasta llegar a las piernas y disfruta cada sensación que produces en tu pareja.

Fuente: ActitudFem.com