Este medio día se confirmó la noticia, el divorcio de la pareja expresidencial es un hecho.

Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera se casaron el 27 de noviembre del 2010, cuando el expresidente aún era gobernador del Estado de México.

La historia de amor empezó un año antes, cuando se conocieron. Los primeros años formaron una familia con los hijos de ambos, vivieron felices.

Mensajes de amor en las redes sociales entre ambos.

Apariciones de ella como la Primera Dama.

Sin embargo, hubo un parteaguas, algo sucedió que se notaba en sus apariciones en eventos oficiales. Distanciamiento, muecas, caras largas de parte de Rivera.

Los últimos meses del sexenio pasado, la todavía esposa de Peña Nieto, dejó de aparecer en los eventos. Fueron contadas las veces que salían juntos. Sin, embargo lucieron felices en su último Grito de Independencia en Palacio Nacional.

La última vez que se le vio fue en el funeral de Alfredo Madrazo, ¿será que acordaron darse un tiempo antes de decidir? No lo sabremos.

La tercera en discordia

La última semana, con la aparición de Peña Nieto al lado de Tania Ruiz Eichelmann en Madrid, los rumores del divorcio crecieron.

Hoy Angélica Rivera lo ha confirmado, por medio de su cuenta en Instagram confirmó que se divorciarán.

«Hoy toda mi energía, fuerza y amor está enfocada en seguir siendo una buena madre, en recuperar mi vida y mi carrera profesional».

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.