La fabrica de Nabisco cerró su planta en Chicago. Se trasladó a México. Esa llegada a México ha levantado la alerta de organizaciones no gubernamentales luego de que el periódico estadunidense Chicago Tribune informó que trabajadores de Mondeléz, cuando aún era Kraft Foods, demandaron a la empresa por presuntamente haber contraído cáncer pulmonar debido a las altas exposiciones a diacetilo.

Este producto químico que se emplea como saborizante afecta la salud.

«En las galletas, en el pan, todo eso, usan mucho el diacetileno, y el diacetileno causa problemas respiratorios, pero que causa enfisema pulmonar y cáncer pulmonar. Ahorita hay demandas de trabajadores de Chicago a Nabisco por exactamente la exposición prolongada de esos químicos y que tienen problemas de cáncer», declaró Martha Ojeda, de Interfaith Worker Justice, en noviembre del 2017.

Diversas ONG de Estados Unidos llegaron a México para advertir sobre problemas de salud en la planta de fabricación de galletas Oreo, misma que Mondeléz trasladó de Chicago a Nuevo León y que comenzó a operar con mano de obra mexicana.

Noticieros Televisa entrevistó a trabajadores mexicanos de la planta de Mondeléz en Nuevo León. Dijeron manipular, sin equipo, entre 18 y 20 químicos diariamente. Los empleados han comenzado a tener molestias físicas.

Los productos Mondeléz también podrían dañar a sus consumidores. Greenpeace incluyó a Nabisco y a sus galletas Ritz y Oreo en una lista de productos que se recomienda no ingerir debido a que el fabricante no brindó garantías de que no utiliza insumos genéticamente modificados.

Sandra Laso, vocera de la campaña «Comida Sana» de Greenpeace México, señala: «No hemos tenido ningún diálogo con la empresa ni conocemos más allá de su cadena de producción».

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.