Sucedió en un jardín de infantes en la ciudad de Kaiyuan, en la provincia de Yunnan, al suroeste de China.

Un total de 51 niños y tres maestros fueron trasladados al hospital tras el ataque. Se reportan dos menores graves.

Un hombre de 23 años, de apellido Kong, cortó un cable protector de una pared exterior y brincó al jardín de infantes, donde roció con soda cáustica a los niños y adultos.

El atacante fue detenido por la policía local. Medios locales señalan que el individuo compró el material químico en Internet y llevó a cabo el ataque como venganza contra la sociedad.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.