La reina de Inglaterra aceptó el deseó de su nieto y esposa para tener un futuro más independiente, alejados de sus deberes reales.

Tras una reunión urgente, de los miembros de la familia real, llegaron a la conclusión de aceptar la separación de los duques de Susses de sus deberes reales.

Enrique y su esposa Meghan, una actriz estadunidense, provocaron la crisis al anunciar la semana pasada que deseaban distanciarse de los deberes reales y pasar más tiempo en Norteamérica.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.