Japón reforzará los controles de productos pesqueros por la radiactividad

Una de las preocupaciones más importantes en Japón, luego del terremoto y posterior tsunami del pasado 11 de marzo, son los peligros para su población por los efectos en su salud de la radiación.

En este sentido, las autoridades de la central nuclear de Fukushima se han comprometido a reforzar el control de los productos pesqueros de la zona, debido a los escapes radiactivos hacia el mar, donde se han registrado niveles de yodo 5 millones de veces superior al límite legal permitido.

De acuerdo a lo detallado por la empresa que opera esta planta, Tokyo Electric Power (TEPCO), los análisis realizados en el día de ayer en un sector marino, en las cercanías de una toma de agua del reactor 2, uno de los más afectados por la catástrofe natural, dio como resultado hasta 200 becquerels de yodo-131 por centímetro cúbico.

Por otro lado, los estudios también revelaron la existencia de un índice de cesio-137 que sobrepasaba el límite en 1,1 millones de veces estipulado por ley. Estos datos hallados por TEPCO fueron difundidos por la televisión pública NHK.

Cabe destacar que mientras que el yodo-131 tiene una vida promedio de solamente ocho días, el período que se necesita para una adecuada semidegradación del cesio-137 es de 30 años.

Fuente: EFE