Las marcas de ropa más importantes, demandadas por discriminación

American Apparel, que acaba de pagar $300, 000 dólares por daños a uno de sus empleados, no se encuentra sola en los tribunales. También Abercrombie & Fitch tiene ropa sucia que lavar.

Abercrombie & Fitch enfrenta una demanda por discriminación a uno de sus empleados, Hani Khan, una chica musulmana de 20 años que fue despedida en el 2010 por no aceptar quitarse su hijab (velo religioso). El director de la Agencia Federal Contra la Discriminación de San Francisco, donde la demana ha tomado lugar, Michael Baldonado, comentó: “La señora Khan tenía un puesto de baja visibilidad, estaba dispuesta a coordinar su velo con los colores de la tienda (lo cual había sido previamente discutido con los gerentes de la tienda donde trabajaba) y fue capaz de realizar sus obligaciones laborales en el almacén durante 4 meses y medio hasta que un director visitó el establecimiento y concluyó que el velo de Khan violaba las políticas de imagen“.

Tanto American Apparel como Abercrombie & Fitch han enfrentado en el pasado demandas.

Christopher Renfro, quien trabajó de 2006 a 2008 en American Apparel, demandó a la empresa alegando que su supervisor se refería a él con el término discriminador “nigger“. La empresa al respecto dijo que sólo se trataba de una noche de tragos y rap. Renfro recibió una indemnización de $342,919.95 dólares.

Dov Charney, director general de American Apparel, enfrenta también una demanda por acoso sexual. Se ha pronosticado que American Apparel está a punto de quedar en bancarrota y que será una de las empresas que desaparecerán para el 2012; con este tipo de problemas tal vez no lleguen ni al invierno.

fuente: dailymail.co.uk