Marlen Ochoa-Uriostegui, una joven de 19 años, desapareció hace tres semanas en Chicago. Salió de la escuela en donde estudiaba para ir por ropa y accesorios que le regalarían. Estaba embarazada de 8 meses.

La contactaron por medio de Facebook. Al llegar a la casa, a la cita acordada, la estrangularon y le sacaron el bebé cortándole el vientre. El cadáver fue hallado el miércoles detrás de la casa.

Los asesinos tuvieron que llamar a los paramédicos porque el bebé tenía problemas para respirar. Las autoridades dieron con su paradero.

El bebé se encuentra en condición grave en el Hospital Christ de Chicago. Hay tres personas detenidas por homicidio: Clarisa Figueroa, de 46 años, quien fue acusada de asesinato en primer grado y asalto agravado a un niño menor de 13 años.

Su hija, Desiree Figueroa, de 24 años, enfrenta los mismos cargos. El tercer arrestado es Piotr Bobak, de 46, novio de Clarisa Figueroa, acusado de ocultar el homicidio de una persona.

Marlen estaba casadada y tenía un hijo de 3 años, sus familiares informaron que había salido de su casa para ir por la carriola, ropa y accesorios de bebé que un contacto en Facebook le había ofrecido regalárselos.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.