Los 5 países más baratos para comprar el pasaporte

Christian Kalin, experto en temas de ciudadanía de Henly and Partners -una empresa consultora que aconseja a sus clientes de los mejores lugares para invertir su dinero- estima que cada año varios miles de personas gastan conjuntamente 2 mmd para agregar un segundo, inclusive un tercer, pasaporte a su colección de documentos.

“De la misma manera que uno diversifica su portafolio de inversiones, uno busca diversificar el portafolio de pasaportes”, señala. Es una opción que se ha vuelto popular con ciudadanos chinos y rusos, así como aquellos de Medio Oriente.

Países que atraviesan dificultades económicas han tomado nota. Sólo el año pasado, Antigua y Barbuda, Granada, Malta, Holanda y España introdujeron nuevos programas que otorgan la ciudadanía directa u ofrecen una ruta a la ciudadanía a aquellos que inviertan grandes sumas en el país.

No obstante, la práctica ha generado preocupaciones sobre la transparencia y control de los programas.

Dominica

La ciudadanía más barata en este mercado la ofrece la pequeña isla caribeña de Dominica.

Por una inversión de 100 mil dólares más tarifas varias, así como una entrevista en persona en la isla, se puede comprar la nacionalidad.

Sin embargo, los expertos advierten cautela porque el comité de entrevistas se reúne sólo una vez al mes y la expedición de un pasaporte dominiqués puede durar entre cinco y 14 meses.

San Cristóbal y Nieves

Las islas caribeñas de San Cristóbal y Nieves tiene el programa más antiguo de ciudadanía por inversión (CIP, por sus siglas en inglés) en el mundo, fundado en 1984.

Hay dos maneras de obtener la ciudadanía; la más barata siendo una donación no reembolsable a la Fundación para la Diversificación de la Industria Azucarera de San Cristóbal y Nieves, una organización benéfica. La segunda opción prevé una inversión mínima de 400 mil dólares en el ámbito inmobiliario del país.

Recientemente, el programa fue señalado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, que advirtió sobre la posibilidad de ciudadanos iraníes de obtener pasaportes que les permitirían viajar o invertir en EU, en violación de las sanciones impuestas por este país a Irán. (San Cristóbal y Nieves clausuró el programa para iraníes en diciembre de 2011).

Antigua y Barbuda

Este conglomerado de islas introdujo su CIP a finales de 2013, siguiendo parámetros parecidos al modelo de San Cristóbal: una inversión inmobiliaria de 400 mil dólares o una donación de 200 mil dólares a una beneficencia.

En un discurso en el que anunció el programa, el primer ministro Baldwin Spencer citó una causa común por la cual hay cada vez más países adoptando los CIP: la desaceleración económica y “la virtual desaparición de fuetes tradicionales de financiamiento”.

Malta

La pequeña nación mediterránea de Malta recientemente fue objeto de críticas cuando anunció planes para permitir a extranjeros ricos obtener un pasaporte por una inversión de 650 mil euros sin el requerimiento de establecer residencia, lo que la hubiera convertido en la nación más barata de la Unión Europea para comprar la ciudadanía.

El primer ministro Joseph Muscat estimó que unas 45 personas solicitarían el primer año, lo que representaría 30 millones de euros en ingresos.

Chipre

Chipre es otra nación de la UE que ofrece la ruta de ciudadanía por inversión.

El costo del programa se redujo drásticamente a dos millones de euros, en marzo, en un intento parcial para aplacar a la mayoría de inversionistas rusos que perdieron dinero cuando Chipre se vio forzada a aceptar un paquete de rescate de la Unión Europea.

(La cifra de dos millones de euros se aplica cuando se invierte como parte de un grupo más grande cuya inversión total conjunta supera los 12,5 millones de euros; una persona independiente todavía debe invertir cinco millones de euros en inmuebles o bancos).

Pero Christian Kalin advierte contra las inversiones en Chipre, señalando que el programa en un principio costó 28 millones de euros, luego 10 millones y, finalmente, 5 millones.

 

Fuente: BBC Mundo