Los detalles de la última premiere de Harry Potter

El momento que miles de londinenses y fanáticos de Harry Potter esperaban con ansiedad, llegó y no hubo marcha atrás.

En punto de las 16:25 horas, la capital inglesa se paralizó para prestar su atención al reparto de ‘Harry Potter y Las Reliquias de la Muerte – Parte 2’, cuya premiere mundial se realizó la tarde de ayer.

La llegada de los protagonistas

Rupert Grint, quien dio vida a Ron, el inseparable amigo de Harry, fue el primero en pisar la kilométrica alfombra roja que, vista desde las alturas, simulaba una enorme letra H sobre la plaza.

El grito de ¡Rupert, Rupert! no se hizo esperar y la repartición de autógrafos y saludos de mano por parte del joven actor, tampoco.

Luciendo un bello diseño de Oscar de la Renta , Emma Watson apareció ante los miles de fanáticos, quienes la recibieron con una gran ovación. La actriz comentó que hizo una familia con sus compañeros actores y que seguramente extrañará el proyecto que la unió a miles de niños alrededor del mundo, que hoy en día ya son jóvenes-adultos como ella.

Sin duda, uno de los momentos más esperados de la tarde fue el arribo de Daniel Radcliffe, quien por 10 años ha llevado a cuestas el nombre de Harry Potter y que, por motivos de trabajo no había podido llegar antes a Londres.

“Aquí estoy. Es muy importante poder compartir estos momentos con todos mis compañeros y el público, pero es raro, nunca había estado tan feliz y tan nostálgico al mismo tiempo”, dijo a su entrada al lugar, alrededor de las 18:35 horas.

Minutos más tarde llegó J.K. Rowling, desatando la euforia de sus admiradores.

“Sólo puedo decirles gracias, de verdad muchas gracias”, expresó Rowling, para luego fundirse en un efusivo abrazo con Daniel en uno de los momentos más emotivos de la tarde. Pero fue hasta que los productores David Heyman y David Barron, el director David Yates y los tres actores principales estuvieron junto a Rowling en el escenario cuando llegaron las lágrimas.

Emma no pudo contenerse más y mientras daba un discurso de agradecimiento rompió en llanto, ocasionando el mismo efecto en la escritora.

“Rupert, Emma y Daniel los amo, no saben cuánto. Gracias a todos ustedes (el público). Sólo quiero que sepan que las historias que amamos viven para siempre”, finalizó la novelista, quien partió con el reparto a los cines Empire y Odeon.