¡Los hombres también tienen Punto G!

Si pensabas que únicamente las mujeres son poseedoras del llamado Punto G, también existe el masculino y se encuentra en un lugar al que no es sencillo acceder.

Se ubica a unos centímetros de la entrada anal, en la próstata, lo que hace que muchos hombres se cierren de inmediato a la posibilidad de obtener placer de este modo.

Hay dos formas de estimularlo, la interna que requiere penetración anal, o la externa, más compleja, pero no imposible, la opción perfecta para los hombres más reticentes.

Cómo estimular

Una gran técnica es comenzar con una buena sesión de sexo oral, tocar y acariciar los testículos, bésarlos, y llevar la lengua a ese punto.

Puedes masajear o presionar suavemente con tu dedo, puede que a la primera tengas suerte o quizá te tome un poco más de tiempo, pero los chicos suelen sentir gran placer cuando tocan este punto así que atrévete y no dejes de intentarlo.

Leer más: Uncomo.com