Los lunares pueden ser peligrosos

Los lunares pueden ser peligrosos si tienen ciertas características; la mayoría son beningnos, aunque, ocasionalmente durante su crecimiento podrían tener algún desorden que lo convierten en un melanoma maligno.

Esos pequeños puntos son manchas o bultos en la piel que se desarrollan a partir de las células productoras de pigmento, llamadas melanocitos.

Señales de advertencia:

  • Lunares en que si trazo una línea imaginaria en su mitad, se aprecian asimétricos
  • Lunares con bordes irregulares
  • Lunares con más de 3 colores
  • Lunares de más de 6 milímetros de diámetro
  • lunares que con el tiempo aumentan de tamaño, forma, color, pican, duelen, arden o sangran.

Ante cualquiera de estas cinco observaciones se sugiere consultar al dermatólogo.

Para evitar que aparezcan este tipo de melanomas malignos, es recomendable disminuir la exposición solar mediante el uso de cremas con factor de protección, usar sombrero, lentes de sol y ropa con manga larga, de preferencia de colores claros; evitar la exposición entre las 11:00 y 16:00 horas.

Además se sugieren un chequeo anual con el dermatólogo a partir de los 20 años de edad, así mismo, podría realizarse un autoexamen.

Leer más: vanguardia.com