Los optimistas viven menos

La personalidad es fundamental para el individuo, y un estudio dirigido por el psicólogo Howard S. Friedman de la Universidad de California y la profesora Leslie Martin de la Universidad de La Sierra retoman un estudio de 1921 sobre este tema.

En este estudio, titulado “Proyecto Longevidad”, se analizaron alrededor de 1 500 niños considerados brillantes. Los que participaron en este proyecto eran los más entusiasmas y con el mejor sentido del humor. En comparación con los niños más prudentes, los entusiastas vivieron menos tiempo en promedio,  explica la profesora Martin.

Las conclusiones que derivan de esta investigación señalan que es más probable que los optimistas, con su idea de que todo va a estar bien, pongan en juego su salud, descuidando cuestiones importantes y no prestando la atención suficiente a enfermedades o problemas de salud.

Debido a que la calidad de vida está relacionada con la salud, podemos tomar en cuenta que la prudencia en actos de la vida cotidiana es necesaria. Si desean saber más del tema, los resultados fueron publicados en un libro que se titula, “The Longevity Project: Surprising Discoveries for Health and Long Life from the Landmark Eight-Decade Study.”

Fuente: UPI

Foto: Felicidad éxito