México en el top diez de los países recomendados para invertir

Como resultado del clima de confianza, transformación y armonía que México experimenta hoy en día, logró posicionarse entre las primeras diez naciones más atractivas para el capital extranjero, ocupando el puesto número siete en el Ranking de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, por lo que se estima que México registrará Inversiones superiores a 40 mil millones de dólares en este año.

Es una realidad que la inversión productiva en las naciones, además de dinamizar la economía con un aumento de la productividad, genera más empleos, salarios más competitivos y mayor demanda de productos.

Algunos de los aspectos que han hecho posible este posicionamiento de México como país que atrae inversiones son:

1. Consolidación de Reformas Estructurales.

2. Clima propicio para la inversión.

3. Estabilidad macroeconómica.

4. Seguridad jurídica.

5. Comportamiento estable del PIB.

6. Estabilidad política.

7. Finanzas públicas sanas.

8. Altas reservas internacionales.

9. Recuperación del prestigio internacional.

10. Confianza en el gobierno.

11. Diversificación de relaciones diplomáticas y comerciales.

12. Programas sociales para la población.

13. Participación de las diferentes fuerzas políticas en el Pacto por México.

En la misma métrica, la empresa calificadora A.T. Kearney, en su Índice de Confianza en Inversión Extranjera Directa, ubicó a México dentro de los diez países más atractivos para la inversión.

Un aspecto trascendental en los planes de negocio de las trasnacionales es la certeza jurídica y el trabajo realizado por el Gobierno Federal en este renglón muestra ya un avance significativo con un posicionamiento histórico en los índices de inversiones y flujos de capital a nivel internacional.

Asimismo, México ocupa el puesto número 15 dentro de las naciones que más invierten en otras partes del mundo, con lo cual recupera su liderazgo en América Latina como receptor y emisor de inversiones.

Las perspectivas de crecimiento favorables se ven reforzadas en cuanto al objetivo de continuar por la ruta de crecimiento y desarrollo en un clima de armonía política para que puedan seguir aumentando las inversiones extranjeras productivas en los próximos años, que se traducirán en más empleos mejor remunerados.

Según los expertos, las fluctuaciones que experimenta la economía mexicana en la actualidad, se derivan de la fragilidad económica y la debilidad del sistema financiero internacional, sin embargo, economías emergentes como México, están contribuyendo a dinamizar el entorno económico global.

Reconociendo que las inversiones generan cadenas productivas de alto valor agregado, en beneficio de la sociedad mexicana, al concretarse las Reformas Estructurales pendientes, las expectativas de que el indicador se eleve y la economía nacional aumente su productividad y competitividad acompañadas de bienestar social, parecen una realidad.

Viridiana Flores Ochoa, analista.