Nace hija del agente cubano Gerardo Hernández concebida por inseminación

En diciembre pasado fue liberado el agente cubano Gerardo Hernández, que por 16 años no tuvo contacto con su esposa, quien lo recibió embarazada.

Su hija nació este martes en La Habana, Cuba, fruto de una inseminación artificial enmarcada en el acuerdo anunciado por Cuba y EU para normalizar sus relaciones diplomáticas.

Adriana Pérez dio a luz a las 8:30 de la mañana, la llamarán Gema. La niña nació por cesárea, pesó 7.7 libras.

“El mayor premio a todos los sufrimientos y la espera de 16 años de injusta separación” que vivieron Hernández y Pérez, anunciaron medios locales.

El embarazo de la esposa de Hernández, quien enfrentaba una condena de dos cadenas perpetuas en Estados Unidos por espionaje, sorprendió en Cuba cuando el 17 de diciembre de 2014, el agente regresó a la isla junto a los otros dos integrantes del llamado grupo de “Los Cinco” que aún permanecían encarcelados por la misma causa.

Las imágenes del reencuentro de Hernández y Pérez revelaron entonces su avanzada gestación, que el público cubano desconocía, pues durante los largos años de prisión del agente siempre se enfatizó en el hecho de que su esposa no había recibido nunca permiso para visitarle.

Un portavoz del Departamento de Justicia de Estados Unidos confirmó que el agente cubano había sido autorizado a enviar su esperma para realizar una inseminación artificial a su esposa, quien había pedido que se le permitiera la posibilidad de tener un hijo con su marido.