NAO, un robot humanoide en México

NAO mide poco más de medio metro y pesa 6 kilogramos. Llegó a México para cumplir un objetivo: impulsar el desarrollo de la robótica en las universidades e instituciones de investigación.

Se trata de un robot humanoide -tiene cabeza, torso, brazos, manos con dedos, piernas y pies- que habla y escucha 23 idiomas. NAO es capaz de interactuar con las personas, bailar y hasta jugar futbol. Su desarrollo está a cargo de la firma francesa Aldebaran Robotics.

Juan Carlos Cedillo, director comercial de GRE, dijo que en el país existen 20 de estos robots en instituciones como el Tecnológico de Monterrey, la UNAM y el ITAM, entre otras dedicadas a la investigación y el desarrollo tecnológico. GRE es la empresa que distribuye el NAO y representa a sus productores en México, Aldebaran Robotics.

Este robot maneja una plataforma de código abierto, llamado NAOqi, con el que sus movimientos pueden ser programados y, a través del editor Choregraphe, es posible crear secuencias de comportamiento que son “aprendidas” por el robot.

En NAO se pueden utilizar los lenguajes de programación Python, URBi Script, o el kit de desarrollo propio de Aldebaran a través de lenguaje C++.

NAO está destinado a las instituciones de desarrollo como universidades u hospitales. A través del software, es posible desarrollar y aprender a programar robótica. Lo que aprendas a programar en NAO, puedes aplicarlo con cualquier robot del mercado”, explicó Cedillo.

El primer prototipo de NAO data de 2005 y es creación de Bruno Maisonnier, quien lleva más de 25 años en investigaciones de robótica y es fundador de Aldebaran Robotics en Francia.

Para su desarrollo se han invertido alrededor de 577 millones de dólares (415 millones de euros). Tan sólo este año se han destinado alrededor de 13 millones de dólares, incluidos fondos de empresas como Intel.

Auxiliar en el autismo

Gracias a sus sensores, cámaras, sonares y capacidad de equilibrio, diversas instituciones han participado con NAO en los torneos de RoboCup Soccer, una competencia mundial de futbol con robots autónomos. Desde el 2008, el ITAM usa los prototipos de NAO en las competencias y en el 2012 será celebrado en México.

Juan Carlos Cedillo resaltó que estas competencias impulsan el desarrollo de la programación en robótica con casos como el de la Universidad de Bremen, Alemania, triunfadora en los torneos, que comparte su código después de ganar.

Pero también ha sido utilizado con fines médicos. En la Universidad de Notre Dame, en Estados Unidos, está siendo utilizado por el área de desarrollo para apoyar a niños con autismo.

Mediante un juego de reconocimiento, el robot “simula” un deporte que el niño puede identificar y NAO reconoce si es correcta la respuesta.

Al niño que tiene autismo le llama la tecnología, el robot que tiene una apariencia bastante agradable le llama mucho la atención”, explicó.

Por lo pronto, agregó Cedillo, se encuentran en pláticas con el Teletón para que el próximo año puedan incorporar a NAO en el tratamiento de este trastorno.

Fuente: El Economista