Niño de un año mata a una serpiente de una mordida

Lorenzo de casi un año, originario de Río Grande en Brasil acribilló a una serpiente a mordidas en Mostardas.
Su madre, Jaine Ferreira, dejó de escuchar ruidos en su patio donde jugaba el pequeño y al acercarse el niño tenía sangre en la boca y las manos sin dejar de sujetar con sus dientes al animal.
Al trasladarlo al hospital los médicos no encontraron heridas o señales de envenenamiento.
Al hacerle estudios al animal se trataba de una serpiente de hierba que no es venenosa.