Melinda Le Barron logró salir con vida del ataque de un oso gracias a «Oso», su pequeña mascota canina.

El hecho ocurrió la semana pasada a las afueras del distrito de Muncy en Pensilvania, Estados Unidos, cuando la mujer de 51 años salió al jardín porque escuchó ladrar a su mascota.

Al salir fue atacada por un enorme oso negro, la arrastró casi 70 metros. Durante el ataque, su perrito intentó morder en varias ocasiones al oso, quien por «artencia» y curiosidad soltó a Melinda.

Mientras el oso observaba al pequeño chihuahua saltar y ladrar, la mujer pudo huir.

Melinda sufrió graves heridas y permaneció hospitalizada en estado crítico hasta el viernes. Aún debe enfrentar numerosas cirugías.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.