Hoshi es un perro de raza Esquimal Americano que desgraciadamente perdió sus ojos cuando tenía 11 meses. Sin embargo eso no lo ha detenido y ahora disfruta de la vida gracias a Zen, un Pomeranian que se ha convertido en su mejor amigo y guía.

Por suerte, meses antes de perder la vista, los dueños de Hoshi habían adoptado a Zen. Después de la cirugía del Esquimal Americano, Zen rápidamente aceptó ser los ojos de Hoshi y ambos se convirtieron en ‘The Fluffy Duo’.

Helping out: The pair's parents adopted Zen about six months before Hoshi's operation and they became inseparable

Cuando salen a pasear, los dueños unen a los perros por medio de una correa para que Hoshi vaya por el mismo camino que Zen. Los canes han demostrado ser los mejores amigos ya que, aún sin la correa, están todo el tiempo juntos.

I'll be there for you: American Eskimo dog Hoshi (right) is blind and lead around by his canine pal

Su amistad ha conmovido al mundo entero. El cariño de muchas personas es reflejado en los más de 22 mil followers que siguen de cerca la vida de estos perros en Instagram.

 

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.