¿Por qué Line tiene emocionados a los europeos?

Nacieron en junio de 2011 como una forma de comunicación tras el tsunami de Japón. En enero de este año superaron 100 millones, en verano 200. Acaban de superar los 300 y quieren dejar atrás la escalada de usuarios para centrarse en el tiempo que pasan con ellos,en Line.

Sunny Kim (Seúl, 1975) es vicepresidenta de Line y la consejera delegada en España, donde cuenta con seis trabajadores, aunque ampliarán plantilla el próximo año, “porque ya tenemos 15 millones de usuarios”, anuncia.

Kim no acierta a dar un retrato robot del usuario español: “Es muy amplio, porque va de jóvenes a padres, mayores, familias en grupo…”. Entre las claves del sorprendente éxito en España de esta mensajería instantánea con pegatinas, destaca la avidez de los españoles por las novedades, pero también la habilidad de Line para despegar aprovechando los tropiezos de su competencia: “Cada vez que WhatsApp se rompía la gente buscaba alternativas. Llegaban a Line y se quedaban”, explica Kim.

El siguiente paso para afianzar la expansión fue la creación de perfiles oficiales como los del FC Barcelona y Real Madrid, cuyo éxito ha ido más allá de sus estimaciones con más de 12 millones de seguidores.

En México superan los 10 millones. Colombia y Chile son sus últimas alegrías; está en campaña en Brasil y Argentina es el siguiente en la lista. Sin embargo, en 2014 Kim tiene una prioridad clara, replicar el éxito de España, “país clave” según sus propias palabras, en Francia, Reino Unido y Alemania.

Después llegará el turno de Estados Unidos donde ya registran cierto despertar gracias a los asiáticos y latinos. “Crece sin esfuerzo, pero todavía no hemos hecho nada para acelerar”, se justifica, aunque su tarjeta de visita está datada en Mountain View, el pueblo de Silicon Valley sede central de Google.

Ya no se presentan como un servicio de mensajería, sino como una plataforma de comunicación y entretenimiento. Su unión con la televisión llegó con una cuenta del programa El Hormiguero. Después llegó Quien quiere casarse con mi madre. Kim evita compararse con Twitter: “Su función es algo más pasiva, más diluida.

 

Fuente: El País