Positivas las expectativas de crecimiento

La transformación que de México impulsa el Gobierno de la República con las reformas estructurales que realiza, rinde los primeros frutos económicos.

Así es. A pesar de la desaceleración que experimenta la economía global, con certeza se puede afirmar que la economía mexicana se encuentra en expansión y mostrará un buen desempeño en los siguientes trimestres del año, gracias las finanzas públicas sanas de México y a la firme conducción de las autoridades hacendarias del país.

Datos duros:

Al concluir la semana pasada el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, INEGI(*), presentó los resultados del Sistema de Indicadores Cíclicos, que permite dar seguimiento oportuno al comportamiento de la economía mexicana, así como realizar comparaciones de ésta con distintas economías del mundo. Cabe mencionar que dicho Sistema cuenta con una metodología compatible con la utilizada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Dicho sistema permite determinar la fase del ciclo económico en la que se encuentran los dos indicadores de los cuales que se compone, el coincidente y el adelantado.

Los ciclos económicos son fluctuaciones observadas en la actividad económica agregada y consisten en expansiones en diversas actividades económicas al mismo tiempo, seguidas de desaceleraciones generales, recesiones y recuperaciones que permiten comenzar la fase de expansión del siguiente ciclo.

El indicador coincidente muestra el estado general de la economía, mientras que el adelantado tiene la función de indicar o señalar anticipadamente la posible trayectoria de la economía.

Según los resultados del INEGI, el indicador adelantado muestra la economía mexicana en fase de expansión, con un valor de 100.1 puntos y un incremento de 0.03 puntos en relación con el mes de febrero.

Para llegar a la citada cifra, INEGI utilizó variables como la tendencia del empleo en las manufacturas, exportaciones no petroleras, el índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores, el tipo de Cambio Real, las tasas de interés y una medida de la evolución de la economía americana.

El resultado del indicador adelantado, según los especialistas, fue consecuencia del comportamiento del Índice Bursátil de Estados Unidos Standard & Poor´s 500 y del tipo de cambio real que se ubican en una fase de expansión.

Con fundamento en lo anterior, se colige que el indicador adelantado refleja una mejoría en los próximos meses de la actividad económica. Aunado a ello, estos resultados son consistentes con las estimaciones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y Banco de México, así como organismos especializados del sector privado, de que la economía mexicana mostrará un mejor desempeño en los siguientes trimestres del año.

Para el indicador coincidente, los resultados muestran que se encontró en una fase de desaceleración en el ciclo económico, con un valor de 100.1 puntos y con una variación de (-) 0.03 respecto al mes anterior. Cabe destacar que es la primer disminución desde mayo de 2009.

El resultado del indicador coincidente obedeció a la evolución de los componentes cíclicos de los indicadores de diversas actividades económicas que se ubicaron en una fase de desaceleración.

Otros elementos que pueden contribuir al análisis son que además se incluye la cifra oportuna para el mes siguiente, por lo que con la información disponible al mes de abril del año en curso, el indicador adelantado registra una variación de 0.02 puntos con relación al mes de marzo, con lo que se logra ligar siete meses a la alza.

Tomando en cuenta lo anterior, los datos duros de INEGI, SHCP, BANXICO y organismos del sector privado demuestran que la economía mexicana está tomando un rumbo positivo pese a los retos que enfrenta al ser parte de un sistema económico global que está en constante evolución.

En la misma métrica los resultados arrojados por el estudio del INEGI, muestran que algunas de las variaciones económicas que pueden considerarse negativas, en realidad son fases naturales de un ciclo en el que deben existir etapas positivas, negativas y vaivenes.