El cineasta mexicano trabajó en la más reciente película de Martin Scorsese en la que la tecnología rejuvenece a su protagonista Robert de Niro por computadora.

Para Rodrigo Prieto no es la primera nominación al Oscar. En 2005 estuvo nominado por Brokeback Mountain y en 2016 por Silence, bajo las órdenes de Martin Scorsese.

Prieto es un director de fotografía que comenzó su carrera en la década de los ochenta.

En el año 2000 su nombre tomó fuerza por la cinta Amores Perros de Iñáritu.

Trabajó en Frida (2002), en la cual destacó por usar colores cálidos y brillantes que le dieron la atmósfera ideal a la película inspirada en la vida de la pintora mexicana.

En 2013, Prieto fue llamado por Martin Scorsese para encargarse de la fotografía de El lobo de Wall Street.

Nacido el 23 de noviembre de 1965, en la Ciudad de México. De padre ingeniero en aeronáutica y madre artista, donde estudió en el Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) de México.

Prieto inició su carrera con proyectos estudiantiles y cortometrajes como Lleuve otra vez, Luna de miel al cuarto menguante y No quiero discutir, hasta debutar en el largometraje El jugador (1991).

Ha trabajado con directores como Alejandro González Iñárritu, Pedro Almodóvar, Martin Scorsese, Spike Lee.

Es miembro activo de la Asociación Mexicana de Cinematógrafos, y de la American Society of Cinematographers.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.