¿Quién gana en el Estado de México?

El día de hoy se están llevando a cabo elecciones en el Estado de México para elegir al próximo gobernador, al sucesor de Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, más allá de la trascendencia local que esto representa, las repercusiones políticas de estos comicios alcanzan prácticamente toda la política nacional. Mucho se ha especulado sobre quien gana, quien pierde y cuales son los balances políticos que quedan después de la elección.

Aun cuando Peña Nieto no se ha posicionado abiertamente sobre si buscará o no la candidatura presidencial, es el puntero en todas las encuestas y el favorito en las preferencias a un año de la elección. En caso de concretarse un triunfo del candidato de la Coalición Unidos por Ti, Eruviel Ávila, sería un éxito rotundo del PRI y de Enrique Peña de cara a 2012.

Y esto es por varias razones: Prácticamente todos sus contrincantes políticos trataron de influir en la elección estatal: Marcelo buscó por todos los medios concretar una alianza entre el PAN y el PRD para enfrentar al PRI, Andrés Manuel se opuso a toda costa, y al final lo consiguió.

En el PAN se buscó convencer a Josefina Vázquez Mota para que aceptara la candidatura, e incluso se habló de algún candidato ciudadano, al final fracasaron. Decidieron lanzar un candidato reciclado y sin arraigo en la entidad, Luis Felipe Bravo Mena.

Aunado a las divisiones, desorganización, y errores de los otros partidos, Peña Nieto dio cátedra de manejo político: Consolidó una unidad de todo el partido al rededor de su liderazgo; supo cohecionar a los diferentes aspirantes del Estado, y supo mantenerse al margen cuando fue necesario para reforzar el proceso limpio y democrático.

Peña los puso en jaque, la competencia se preparó con más de un año de anticipación para esta contienda y no supieron descifrar la habilidad del mandatario mexiquense. Ni panistas ni perredista; ni aliancistas ni ningún otro pudieron siquiera tocar al puntero presidencial.

Si bien esta elección no es un reflejo de la elección del año entrante, si fortalece más que nunca a Enrique Peña Nieto.