¿Quienes sobrevivirían al fin del mundo? Los extremófilos

Existe un grupo de animales llamado extremófilos: estas sorprendentes criaturas sobrevivirían en las condiciones más inhóspitas de la Tierra.

Escarabajos con sangre anticongelante, hormigas que corren a toda velocidad sobre arena ardiente y arañas que viven en lo alto del Monte Everest son algunas de estas especies con poderes especiales de supervivencia.

Actualmente los científicos investigan a este grupo variopinto y sus adaptaciones particulares para averiguar si pueden ser transferidas a nuestra propia especie.

Al norte de Alaska, el escarabajo rojo de corteza plana (Cucujus clavipes) sobrevive a las condiciones árticas gracias a un cóctel de sustancias químicas internas. La formación de cristales de hielo en sus fluidos internos es la mayor amenaza para su supervivencia, pero el escarabajo produce proteínas anticongelantes que detienen la agrupación de moléculas de agua.

Otra de estas especies son las hormigas del desierto del Sahara es una de las más tolerantes al calor en el mundo. La Cataglyphis bicolor, sale en el momento más caliente en el día, cuando las temperaturas superficiales bordean los 60 º C, cuando se encuentra fuera de peligro de sus depredadores.

Las hormigas recogen los cadáveres de insectos que han muerto por la exposición al calor y aunque están físicamente desarrolladas para resistir las altas temperaturas, igual podrían morir en cuestión de minutos, a causa de la exposición al calor.

Fuente: BBC