Rompe el récord como la obra de arte más cara jamás vendida creada por un artista vivo.

Jeff Koons es el artista conceptual estadounidense que ha conseguido crear una tendencia entre los millonarios. Su firma se ha convertido en un símbolo de estatus y distinción.

La escultura del conejo: «Rabbit, destronó a la pintura «Potrait of an Artist», del pintor británico David Hockney.

Se vendió el miércoles por 91.1 millones de dólares, un récord para un artista vivo, en una subasta organizada por Christie’s en Nueva York.

Detalles…

«Rabbit», una pieza de acero inoxidable. Mide 104 centímetros de altura. Koons la perfiló en 1986.

Solo existen cuatro ejemplares en el mundo, pero este era el único de ellos que podría pasar a manos privadas. Los otros tres están expuestos en museos de Los Ángeles, Chicago y Qatar.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.