En un evento muy cuidado e íntimo, con apenas 200 invitados, la pareja contrajo matrimonio en uno de los lugares más seguros de Mallorca.

Entre los invitados, básicamente familiares y amigos, destacó la presencia de los reyes eméritos don Juan Carlos y doña Sofía.

El famoso tenista se casó tras un noviazgo de 14 años. Le llamaron ‘los novios eternos’.

La instrucción para los invitados fue directa y simple: extrictamente prohibido llevar teléfonos celulares.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.