Sorprendente imagen de la Mano de Dios captada por telescopio

El telescopio VLT (Very Large Telescope) de lObservatorio Europeo Austral (ESO) detectó el glóbulo cometario CG4, también conocido como La mano de Dios, una nebulosa débil de difícil localización y cuya naturaleza exacta sigue siendo un misterio.

La imagen se asemeja a la cabeza de una gigantesca bestia. Tiene un diámetro de 1,5 años luz y la cola del glóbulo tiene ocho años luz de largo. Para los astrónomos, es una nube pequeña y fue localizada en una enorme mancha de gas brillante llamada nebulosa Gum.

En esta nueva imagen, CG4 se encuentra a unos mil 300 años luz de la Tierra, en la constelación de Puppis. Aunque está relativamente cerca, a los astrónomos les llevó mucho tiempo encontrarla, ya que su resplandor es muy débil y, por lo tanto, difícil de detectar.

Los glóbulos cometarios son objetos alargados y su nombre proviene del gran parecido con los cometas, aunque no tienen nada en común. Todos los glóbulos cometarios encontrados hasta ahora son nubes aisladas, relativamente pequeñas, con cabezas densas, oscuras y polvorientas, y colas largas y débiles.