Suman 81 muertos en tres días de la ofensiva militar israelí ‘Margen Protector’

La familia Hamad puso seis de los 53 muertos que se han cobrado los bombardeos israelíes por mar y aire contra la franja de Gaza desde la madrugada del martes.

Horas antes de que sus parientes llenasen su casa en Beit Hanun para darle las condolencias, el anciano Mohamed había perdido a su mujer, a tres hijos y a una nieta en un bombardeo que también mandó al hospital a otro nieto de tres años.

En su jardín se veían el miércoles restos del pequeño proyectil que, con la precisión quirúrgica de la que alardean los militares, le había extirpado media familia. El juego de té que usaban hasta la explosión seguía desperdigado entre sangre seca y plantas de jardín. Uno de sus hijos muertos, Hafez, militaba en la Yihad Islámica.

Hamad se encoge de hombros: “¿También mi nieto de tres años y mi nieta de 22? Pagan los civiles”. La hitoria de Hamad es una de tantas, de las familias que han perdido seres queridos.

Suman ya 81 muertos en los tres días que dura la ofensiva militar israelí “Margen Protector” en la Franja.

Además, al menos 567 personas han resultado heridas, 20 de ellas en estado crítico, según el Ministerio de Sanidad de la Franja.

Éste último golpe se suma a los más de 108 ataques que la aviación israelí ha lanzado en la tercera jornada de sus tercera ofensiva contra Hamás desde que el movimiento islamista tomó el control sobre el enclave en junio de 2007.

Según fuentes médicas, un 70 por ciento de los 81 fallecidos son civiles, incluidas las siete personas -cuatro mujeres y tres niños- que murieron de madrugada al ser bombardeadas unas viviendas de Jan Yunes, al sur.

En concreto, dos terceras partes son mujeres y niños que han sido alcanzados por ataques israelíes sobre infraestructuras civiles, denunciaron testigos y organizaciones israelíes como Betselem, que recordó hoy que bombardear las viviendas familiares de los milicianos palestinos “viola el derecho internacional humanitario” .

Según Al Qedra, la cifra de víctimas civiles se ha incrementado debido a que Israel está atacando edificios residenciales por aire, así como por de Marzo a grupos de personas que se encuentran en la costa.

En medio de los ataques, Egipto anunció hoy la apertura temporal el paso fronterizo de Rafah, principal puerta al exterior para los gazatíes, para evacuar a heridos y tratarlos en hospitales de la península del Sinaí.

Según las primeras informaciones, la frontera permanecerá abierta hasta el fin de los ataques con el fin de aliviar la crisis humanitaria que se vive en Gaza.

Anoche, el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, pidió al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que haga lo posible por rebajar la tensión y evitar víctimas civiles en la ofensiva del Ejército israelí contra Gaza,