La mamá llevó a su hija, junto con compañeras del equipo de futbol, para vender aguas frescas en el estacionamiento del centro comercial Cielo Vista Mall. Estaban juntando dinero para sus uniformes.

A los pocos minutos, Maribel Latín, alcanzó a ver a Patrick Crusius disparando para todos lados. Entonces corrió en busca de su hija. Recibió dos balazos.

Dice que no sintió los impactos, lo que único que quería era encontrar a la menor. Dentro del Walmart todo era caos.

‘Primero me tiré al suelo, esperé a que se alejara. Vi gente corriendo por todos lados, personas tiradas, unos gritaban otros lloraban’, relató a un medio local.

Sangrando, por las dos heridas, Maribel pudo abrirse camino para encontrar a su hija. La niña y sus amigas corrieron para ocultarse en la panadería de la tienda.

El sábado pasado Patrick Crusius, de 21 años, entró a la tienda disparando indiscriminadamente. El saldo, 22 personas muertos, entre ellas 8 mexicanos y decenas de heridos, entre ellos Maribel.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.