La segunda tormenta más grande que haya azotado a la ciudad de Nueva York la ha dejado paralizada, al igual que a la ciudad de Washington y otras ciudades del noreste de Estados Unidos.

Se reportan 20 fallecidos en Arkansas, Carolina del Norte, Kentucky, Ohio, Tennessee, Virginia, Maryland y NY.

La tormenta dejó 68 centímetros de nieve hasta la medianoche del sábado, apenas por debajo del récord del 2006 de 68.3 centímetros, dijo el Servicio Meteorológico Nacional (NWS, por sus siglas en inglés).

Trece personas murieron el sábado en accidentes automovilísticos relacionados con el mal tiempo en Arkansas, Carolina del Norte, Kentucky, Ohio, Tennessee y Virginia. Una persona murió en Maryland y tres en Nueva York mientras retiraban la nieve con palas. Dos fallecieron por hipotermia en Virginia.

La tormenta se fortaleció inesperadamente el sábado mientras avanzaba con rumbo al norte hacia el área metropolitana de Nueva York, hogar de cerca de 20 millones de personas.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, declaró estado de emergencia, al igual que otras 10 autoridades estatales. La prohibición impuesta a los viajes en los caminos del área de la ciudad de Nueva York y Long Island, salvo para vehículos de emergencia, terminó a las 7:00 horas del domingo. Los puentes y túneles de la ciudad también reabrieron.

Cerca de 3 mil 500 vuelos fueron cancelados el domingo y ya hay más de 600 cancelados para el lunes, según el sitio de Internet FlightAware.com.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.