Sucedió en Bielorusia, Yulia Sharko, una joven mamá que ese mismo día cumplía 21 años, se encontraba sacando a su hija del coche por la ventana delantera cuando la pequeña apretó accidentalmente el botón de la ventana.

Al subir la ventana el cuello de Yulia quedó atrapado. Fue liberada por su esposo minutos después, quien tuvo que romper la ventana.

De inmediato fue llevada a hospital, los traumas eran irreversibles, varios minutos se quedó sin respirar. Falleció 8 días después.

‘Su cerebro sufrió irreversiblemente debido a las arterias retenidas’, dijo un informe local.

Con información de The Mirror.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.