Uno de los Zetas del Casino Royale ya había sido capturado

Baltazar Saucedo Estrada, uno de los autores del incendio del Casino Royale de Monterrey, fue detenido en la capital de Tabasco en febrero de 2007. Policías preventivos capturaron al llamado “Mataperros” por causar destrozos en un motel.

A raíz de que él mismo dijo pertenecer al grupo criminal de los Zetas, las autoridades locales lo entregaron a la Procuraduría General de la República (PGR), pero en cuestión de una semana salió libre.

El pasado miércoles el sujeto “reapareció”, cuando la PGR identificó a cuatro presuntos líderes de la célula de los Zetas que atacó el Casino Royale y asesinó a 52 personas.

Rodolfo Campos Montejo, presidente del Tribunal Superior de Justicia, exigió a la PGR que explique por qué liberó al “Mataperros”, acción de la que exoneró a la Procuraduría de Tabasco.

“Es una explicación que la PGR tiene que brindar… explicar a la ciudadanía con transparencia por qué este sujeto fue liberado. “Me parece que es una situación grave que se debe investigar, porque de antemano se veía como un asunto delicado.

La tarde del 20 de febrero de 2007, cuando los policías preventivos arribaron a la habitación 49 del motel Costa Azul para aprehenderlo, Saucedo Estrada estaba solo y ebrio. No tenía armas, sólo su dicho para defenderse: “Soy Zeta-9”.