Villalpando ataca al Profe Cruz en un partido de locos

En un partido de gran intensidad, los Jaguares de Chiapas hicieron historia en la Copa Santander Libertadores clasificando a la ronda de Cuartos de Final, después de empatar con el Junior de Barranquilla, en Colombia.

De los tres equipos mexicanos que llegaron a la Copa Libertadores, sólo los chiapanecos avanzaron a instancias mayores sin presentar el mayor presupuesto.

Jaguares tuvo todo en contra la noche del jueves: el estadio Metropolitano, el árbitro y, sobre todo, la pésima actuación del portero Jorge Villalpando que regaló dos goles y todavía se dio el lujo de encarar y empujar a su director técnico, José Guadalupe Cruz. Después de una pésima participación en el Clausura 2011, los mexicanos lograron un pase agónico lleno de alegría.

En el primer tiempo, fueron los locales quienes abrieron el marcador después de un grave error del portero Jorge Villalpando, que dejó la pelota servida a Carlos Bacca para que metiera un pase retrasado a la llegada de Juan Valencia, quien remató concretando el gol. El estadio colombiano estalló entonces en júbilo.

Sin embargo, la alegría fue acallada tras una buena anotación de cabeza de Jackson Martínez tras un centro del “Japo” Rodríguez. Con el empate los equipos se fueron al descanso.

Regresando de los vestidores, Jaguares recibió una mala pasada por parte del arbitro del encuentro, quien marcó la pena máxima tras una falta inexistente por parte de Óscar Razo. Luis Páez dejó el 2-1 venciendo fácilmente al portero mexicano, y las cosas se volvieron a complicar para los dirigidos por “El Profe”.

Pero una vez más, nadando a contracorriente, Jaguares igualó el encuentro con tanto de Jackson Martínez, quien hizo una perfecta combinación con Édgar Andrade para luego rematar con pierna derecha y darle el pase momentáneo a los chiapanecos por gol de visitante. La situacion pintaba bien hasta que llegó el segundo error y la locura de Jorge Villalpando. Al minuto 72, Giovanni Hernández mandó un centro a segundo poste que no llevaba mayor  peligro, pero el arquero simplemente bajo para dejarlo en bandeja de plata a Carlos Bacca, quien anotó el 3-2. Todo fue caos despúes.

José Guadalupe Cruz hizo un cambio inusual: sacó a Villalpando de la cancha por su mala actuación y mando al portero sustituto. Pero Villalpando, en un arranque de ira, se lanzó contra su entrenador a empujones, sólo para ser detenido por el cuerpo técnico y llevado a las regaderas. Minutos después, con los ánimos a tope, Jackson Martínez agredió a César Fawcett y ambos se fueron expulsados. Sin embargo, no todo terminó allí, pues un inadaptado colombiano se lanzó a la cancha sólo para ser agredido por el equipo mexicano.

Cerca del final, cuando todo parecía perdido para el conjunto mexicano, Édgar Andrade lanzó un potente disparo desde tres cuartos de cancha para vencer al portero colombiano en un final dramático que le dio el pase a los compatriotas.

Ahora, el siguiente rival de la escuadra de Chiapas será el Cerro Porteño del Paraguay, que también logró una hazaña al vencer a Estudiantes de la Plata en la tanda de penales.

 

Fuente: Medio Tiempo