El avión tuvo que dar media vuelta y regresar al aeropuerto de Casa Blanca, de donde acababa de salir.

La compañía Royal Air Maroc, dio a conocer lo sucedido en el el vuelo AT200: ‘la pasajera comenzó a sentir las contracciones y tuvo que ser asistida por las azafatas y la jefa de cabina, que están formadas para emergencias parecidas’.

El vuelo se dirigía a Nueva York, la bebé nació en el aire en perfecto estado de salud.

‘Conforme a la reglamentación en vigor’, el comandante del vuelo se vio obligado a dar media vuelta y volver al aeropuerto de Casablanca, donde un equipo médico de urgencia esperaba a la madre y el bebé.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.